Pulido con bolas

Para un brillo discreto

El pulido con bolas es un proceso de gran rentabilidad para obtener un brillo decorativo en piezas de acero, acero inoxidable, metales no ferrosos y metales ligeros. Al contrario que en el pulido de alto brillo, no se consigue un acabado de espejo, sino la típica "piel de naranja" del acabado de superficies.

En el sentido más estricto, el pulido con bolas no es un acabado de superficies en sí, ya que las bolas, los palillos y los satélites que se utilizan en lugar de los cuerpos abrasivos no tienen un efecto abrasivo en la superficie, sino que la cierran con un efecto de martilleo. Por esa razón, a menudo el proceso también se conoce como "pulido a presión".

Debido a la elevada fuerza específica de los cuerpos de pulido, la superficie de las piezas se comprime ligeramente, lo que las hace más resistentes a la corrosión.

Los compuestos ligeramente ácidos desarrollados especialmente para el pulido con bolas generan una superficie clara.

El proceso se aplica con frecuencia para piezas de electrodomésticos, para llantas de aleación ligera, piezas de bicicletas, cospeles y otros muchos componentes.

Máquinas para el pulido con bolas:

  • Vibradores circulares:

Ideales para piezas pequeñas y medianas. Los vibradores circulares funcionan con especial eficiencia y pueden usarse de forma flexible, ya sea individualmente o como parte de procesos de producción automáticos.

  • Vibradores rectangulares:

Los vibradores rectangulares son ideales para piezas que resultan demasiado grandes para los vibradores circulares. Generalmente las piezas se introducen sueltas en la artesa. Las piezas sensibles pueden tratarse individualmente fijadas en dispositivos de sujeción o sueltas en cámaras de separación separadas.

  • Sistemas a fuerza centrífuga:

Los sistemas de fuerza centrífuga Turbotron tienen un efecto abrasivo 10 veces superior a los vibradores circulares, por lo que resultan especialmente eficientes. Permiten tratar las piezas dentro del depósito a fuerza centrífuga ahorrando tiempo y costes. Las técnicas de procesamiento especiales también permiten el acabado fino y el pulido.