Decapado, descascarillado, desoxidado

Químicos suaves confieren a sus piezas una apariencia atractiva

Al trovalizar no sólo elimina rebabas y bordes afilados, sino también cascarillas, óxido y decoloraciones. Las piezas complejas y anguladas las tratamos con compuestos ácidos o alcálicos especiales. Incluso las hendiduras y los poros abiertos vuelven a aclararse, mejorando su apariencia óptica, y todo esto ahorrando tiempo y costes. 

Su gerente regional de ventas
Contactos internacionales